Que es la Hemofilia?

blood-cells

La hemofilia es un trastorno hemorrágico heredado. Se necesitan más de 50 sustancias para que la sangre coagule. Si falta una de las proteínas coagulantes, o si la cantidad de la proteína está muy baja, la persona puede sangrar espontáneamente o sangrar de manera excesiva al sufrir un trauma.

Existen tres diferentes tipos de hemofilia, dependiendo en cual proteína falte o esté muy baja. Los dos tipos más comunes son hemofilia A o la hemofilia clásica causada por una deficiencia en el Factor VIII, los dos más comunes, afectando el 90% de los pacientes. La hemofilia B o la enfermedad Navideña es causada por una deficiencia en el Factor IX la cual afecta el 9% de los pacientes. Problemas también suceden con los factores XI, X, VII y V pero estos casos son raros. Al combinar todos los casos raros solamente cuentan como el 1% de los pacientes que padecen de la hemofilia.

La hemofilia puede ser leve, moderada, o severa, dependiendo del factor coagulante que lleva en su sangre. Como 7 de 10 personas que padecen de la hemofilia A tienen la forma severa del trastorno.

Las personas que no sufren de hemofilia tienen actividad del factor VIII al 100 por ciento. Las personas que tienen la forma de hemofilia A severa tienen actividad de factor VIII de menos del 1 por ciento.

La hemofilia normalmente ocurre en hombres (con raras excepciones). Alrededor de 1 en cada 5,000 hombres nacen con hemofilia cada año.

Que es la Enfermedad von Willebrand?

La enfermedad von Willebrand, o vWD, es un trastorno heredado que afecta la habilidad de la sangre en coagular adecuadamente. Se toma el nombre del Dr. Erik von Willebrand, quien primero describió la condición en 1926.

La enfermedad von Willebrand es el trastorno hemorrágico heredado más común, afectando como el 1% al 2% de las personas. A diferencia de la hemofilia, que normalmente afecta solamente a los hombres, la vWD afecta tanto a los hombres como a las mujeres. Los síntomas varían desde moretones leves a hemorragias potencialmente mortales. La mayoría de las personas con vWD tienen una forma leve.

Toda forma y severidad de la hemofilia puede ser tratada. El tratamiento adecuado reduce el riesgo de complicaciones serias y permite a los pacientes llevar una vida completa y productiva.